Candy piensa que ese hombre que está mirando el mar por los balcones del barco es Anthony. Pero no es así, era mucho más alto, y además, estaba llorando.

Deja tu comentario