Candy ha comprendido que no es tan fácil cuidar niños, y tiene que irse para estudiar y ampliar su horizonte. Así fue que partió a Londres a estudiar al Real Colegio San Pablo.

Deja tu comentario