Candy y Annie, piensan en el señor Britter como en un posible. Una vez, lo pasaron muy bien en su casa, y eso, nunca lo olvidaron.

Deja tu comentario