Candy y Anthony pasaron el día juntos en la ciudad, y fue un día feliz e inolvidable, pero la Tía Abuela esperaba impaciente su retorno.

Deja tu comentario