Un muchacho agradable con que Candy se encontró un día. Candy se pregunta ¿quién será? la imagen permanece vívida en su corazón, como la de un príncipe adorable… Candy lo llamó posteriormente: “El príncipe de la Colina”.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+4Email this to someone



Deja tu comentario