Anthony participa en el rodeo del pueblo. Candy está tan nerviosa, que no puede darle ánimos, ni siquiera hablarle. Sólo puede rezar a Dios para que lo proteja. Por fin Anthony, resulta victorioso.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone



Deja tu comentario